DESDE LONG BEACH: La Muerte derrota la Prudencia

26

DESDE LONG BEACH: La Muerte derrota la Prudencia

Por: Claudio Martinez Turbi

 OPINIÓN.- No importa todo el esfuerzo que realizan los grupos de socorro agrupados en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), en los feriados de Semana Santa y Navidad porque una gran cantidad de ciudadanos le dan prioridad a las imprudencias, el exceso en el consumo del alcohol incluyendo a menores de edad por parte de padres irresponsables, el manejo temerario, el uso del celular al momento de conducir, la falta de atención a las medidas dispuestas por las autoridades, todo esto termina en muerte.

Un ejemplo de ello fue lo sucedido el pasado feriado de Semana Santa, 30 personas muertas en diferentes condiciones, la gran mayoría en accidentes de tránsito teniendo como protagonistas a personas que se desplazaban en motocicletas, no bastó los más de 43 mil voluntarios que se movilizaron por todo el país, las estadísticas apuntan que algo más de 4 millones de ciudadanos se desplazaron buscando disfrutar el feriado con familiares o destinos para vacacional.

Qué cambió y quién lo ordenó?
Hace unas décadas atrás los dominicanos tomaban la Semana Santa para una reflexión personal y familiar, tiempo de muerte y resurrección de Jesús, donde todos realizábamos una pausa en el diario vivir y lo más importante era la palabra que íbamos a recibir, hoy es totalmente diferente porque la celebración, el gasto desmedido y la locura son los dueños del momento, terminando la fiesta en luto, tristeza y dolor.

Parece que las autoridades tendrán un gran reto en el futuro inmediato, las imprudencias ya no se pueden dejar en un simple consejo, las consecuencias de las violaciones deben tener un mayor dolor, aunque propongo que no se esperen esas fechas para endurecer, es prudente iniciar ahora porque de esa manera llegaremos a esos feriados educados, que no se olvide que en diciembre desde Interior y Policía envían un mensaje negativo cuando abren las puertas y la cierran el 7 de enero, eso también genera muerte y desorden.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.