Inicio Opiniónes Los actores responsables de la seguridad pública

Los actores responsables de la seguridad pública

12
Compartir
(Last Updated On: 12 septiembre, 2016)

Los actores responsables de la seguridad pública

Por: Alfredo de la Cruz

Seguridad es un término ampliamente utilizado en la sociedad dominicana en los últimos años, pero por debilidades conceptuales muchas veces es referido con desconocimiento. Para los fines de este artículo podríamos decir de una manera simple que seguridad, es el sentimiento de protección frente a carencias y peligros externos que afecten el bienestar de manera adversa. De La Cruz, A. (2016). De manera que al ser fundamento esencial para desarrollo y progreso, es imprescindible entender aun sea de manera básica la importancia de la seguridad, ya sea como garantía del bienestar del ciudadano o como garantía de estabilidad del Estado.

 

De acuerdo con Maite J. Iturre, actualmente el concepto de seguridad se debate principalmente en tres ámbitos: dimensión del concepto, nivel de ampliación, y responsabilidad de las instituciones políticas en la provisión de seguridad. Iturre, M. J. (2008). De manera que para entender la seguridad, se debe tomar en cuenta la existencia de actores y dimensiones más allá de lo militar y del enfoque integral, puesto que los análisis deben basarse no sólo en las amenazas, sino además en las oportunidades que ofrezca el entorno. Razón por la cual, hoy día en seguridad la visión multidimensional es la que predomina.

 

Para alcanzar el desarrollo y prosperidad de las naciones, el entorno social requiere condiciones de estabilidad, obligando al Estado a brindar garantía de un ambiente seguro, que junto con las condiciones de estabilidad demandadas, va a ser influenciado por la historia, cultura, y las tradiciones. Pero ojo, aun proporcionando el Estado un ambiente seguro, el entorno y la interacción de los actores, podrían conducir a riesgos y a enfrentar amenazas inesperadas. Lo que lleva al Estado a redefinir continuamente su política de seguridad nacional son precisamente los riesgos y amenazas potenciales.

 

Por lo antes expuesto el concepto de seguridad pública hoy se entiende a partir de una perspectiva más complejizada que en otros tiempos. Las amenazas a la seguridad van más allá del ámbito militar que tradicionalmente se veía, e incluyen problemas que impactan de manera directa la vida de las personas: violencia de grupos, crimen cibernético, tráfico de drogas, de armas de fuego, y de seres humanos, por solo citar algunos.

 

Una de las definiciones más extendida de la seguridad pública es considerarla como el conjunto de políticas y acciones coherentes y articuladas que tienden a garantizar la paz pública a través de la persecución de los delitos y de las faltas contra el orden público, mediante el sistema de control penal y el de policía administrativa. (González, López y Yañez). 1994. La Seguridad Pública en México: problemas, perspectiva y propuestas.

 

En los últimos años la sociedad dominicana se enfrenta a una crisis de seguridad pública evidenciada en el aumento del número de delitos que se cometen. Desde simples asaltos, hasta casos de narcotráfico que involucran a políticos y militares, a los que debemos agregar también los delitos de cuello blanco. Los orígenes de este aumento en la criminalidad derivan de una gran complejidad de factores, pero la autoridad pública se lleva la mayor parte de la responsabilidad, en parte por la aparente incapacidad o tal vez, la falta de voluntad, para revertir esta escalada.

 

Como la seguridad pública pretende garantizar la convivencia pacífica y el orden público, protegiendo la ciudadanía a través de mecanismos de prevención del delito y la procura de justicia, defendiendo la propiedad privada y la integridad física de los ciudadanos, y al mismo tiempo mantener la unidad de la sociedad, entonces las autoridades competentes alcanzaran estos fines mediante la prevención, persecución, y sanciones de infracciones y delitos, y la reinserción social del delincuente. Pero el Estado tiene que combatir las causales de la comisión de delitos y conductas antisociales y a la vez debe desarrollar políticas, programas y acciones para potenciar en la sociedad valores que induzcan a la legalidad.

 

En función de todo esto, es claro que los conflictos que se presentan en la sociedad deben tener respuestas acorde a su magnitud. Por ello es que los mecanismos de defensa pública se activan en relación a una situación presentada de acuerdo con protocolos establecidos en las normativas y las leyes vigentes. El resultado es la resolución de las mayorías de estos conflictos por la vía pacífica establecida. Los otros tipos de conflictos activan mecanismos de fuerza. De La Cruz, A. (2016).

 

El Almirante (r) ARD, Sigfrido Aramis Pared Pérez, ha dicho “también dependiendo del sector de la sociedad que sea afectado, se buscarán soluciones en los ámbitos político o no político, a partir de ése momento el problema o conflicto toma un carácter de seguridad pública o de seguridad nacional. Pared Pérez, S.A. (2006).

 

Pero, conflictos que se presentan actualmente en la sociedad y que en otros tiempos no ameritaron la intervención de los organismos del Estado (grupos de presión y sectores con incidencia en la sociedad, muchas veces bajo patrocinio político partidista u otros intereses) exigen la presencia gubernamental.

 

Entonces tenemos que el combate a las causas que amenazan la seguridad y el desarrollo de los aspectos que conducen a la legalidad, son funciones que deben realizarse en los distintos campos de competencia, por conducto de las autoridades de la policía preventiva, del Ministerio Público, de los Tribunales, de las autoridades responsables de la prisión preventiva, de ejecución de penas, de las autoridades encargadas de la protección de las infraestructuras y servicios estratégicos del país, así como por otras autoridades que en razón de sus atribuciones deben contribuir de manera directa o indirectamente con la seguridad pública.